Granujas a todo ritmo.

 El viejo escenario del Muelle se esta convirtiendo en el Hall of Fame dl rock asturiano. A las estrellas de ediciones pasadas venidas de diferentes lugares del mundo, hay que sumarle leyendas como Los Salvajes, The Godfathers, Willie Nile, Micky o Danza Invisible, que han venido a esta edición 2010 de La Mar de Ruido, para engordar su cartel de grandes artistas. No ha sido fácil. A simple vista parece todo tan sencillo, que cada edición me pregunto que duende tiene este Festival y este escenario que a todos los artistas embelesa y atrapa.

Las personas que trabajamos dentro de el, hacemos lo imposible para que los músicos se sientan como en casa, con todo tipo de agasajos, accediendo sin dilaccion a todos sus requerimientos. Pero no debe ser eso lo suficiente como para que todos estén tan a gusto. Hay algo mas. Hay algo mágico en el entorno del parque dl muelle que cada tercer fin de semana de agosto nos espera para que inundemos las copAs de sus arboles con ruido, mucho y buen ruido. En distintos foros musicales he tenido que ver durantes los últimos meses, como había cierto cachondeo con parte del cartel de este ano. Solo he tenido que esperar sentado para ver que estaba bien encaminado. A Estos incultos y zarambainas he de decirles, que ya quisieran muchos grupos actuales tener el impetu y feeling en escena como el que demostraron Los Salvajes y Micky y sus Colosos del Ritmo en el Festival. Auténticos, creíbles, !ellos lo inventaron en Espana hace 40 anos! Y lo siguen demostrando noche tras noche.

La noche del sábado se reivindico el poder del rock americano con un Willie Nile extraordinario, pletórico. Willie ya es uno de los nuestros. Su llegada a Aviles fue la de un tipo enamorado de nuestra ciudad; -quiero ir al Don Floro, al Tataguyo, pasear por la Ferreria, ..... The Godfathers son unos profesionales y jornaleros del rock. Aterrizados desde Londres, llegaron a Aviles para hacer su único show en Espana; chequearon el sonido en 20'. Una siesta y a disfrutar de la ciudad como auténticos turistas. Maravillados por nuestras calles y sus gentes se subieron al escenario afirmando sentirse en un lugar de ensueño y tocaron una a una todas las canciones que les hizo ser numero 1 en las listas británicas a finales de los 80.

El domingo llegaban a Aviles Danza Invisible. No se porque, tan odiados por la mayoría de los musicos que conozco. Tengo una cosa clara. Después de ver el torbellino de su concierto avilesino, tendré que regalarle una copia del concierto a cada uno de estos "atrevidos igonarantes". Sobre las bandas locales y asturianas solo puedo decirles que La Mar de Ruido no puede hacer mas por ellos. Solo espero que en el futuro sean ellos los que algún dia puedan hacer "algo mas" por nosotros, por el Festival. Mi agradecimiento a la gente que trabajo en el Festival los 3 dias, los de Produccion, la gente del sonido y los de video. Ellos han hecho que el escenario, sea cada edición mas espectacular en todos los sentidos. Y mi deseo, por encima incluso de recuperar presupuestos de ediciones anteriores, solo pedir, incluso implorar, que el/los responsable/s del mantenimiento de inmuebles históricos de la ciudad en el Ayuntamiento, destine una partida de urgencia para darle una capa de chapa y pintura a nuestro escenario. A este paso se va a caer a pedazos y no será porque no llevemos anos avisando. Si las arcas municipales están muy tiesas para este ridículo desembolso, juro que haré un concierto benéfico para sufragar el arreglo. Aviles esta cambiando, reina el positivismo mas que nunca y La Mar de Ruido desea subirse a ese tren del futuro y hacer de esta cita veraniega un referente musical en Asturias.