La edición 2011 de La Mar de Ruido pasará a ser sin duda la más emocionante de las últimas ediciones.
Ante un recorte brutal en todas las actividades culturales y musicales de la Región, La Mar de Ruido no se iba a quedar al margen.
El Festival se quedaba con un dia menos de agosto, pero que pudimos suplir y de qué manera con una jornada de presentación en el mes de julio.

Fue el 22 de julio en el Auditorio del Niemeyer, donde La Mar de Ruido obsequió a todos los asturianos con uno de los conciertos del año en la Provincia. Jackson Browne, Jonathan Wilson y Dawes (pronunciado Dows).

Jackson Browne, La leyenda californiana, recaló en Avilés por voluntad propia, y nos incluyó en una una minigira transoceánica que abarcó conciertos tan dispares como en Los Ángeles (The Troubadour), Londres (The Bordeline), San Sebastián (Festival de Jazz) y Barcelona (Luz de gas), junto a los excepcionales Dawes y Jonathan Wilson, todo un descubrimiento para los aficionados asturianos.

Y fue asi, como La Mar de Ruido 2011, comenzó su andadura, con un concierto memorable de Jackson Browne y sus amigos. Un concierto para recordar durante mucho tiempo.

Y llegó el mes de agosto, la fecha habitual del Festival, con una expectación enorme, gracias a los cabezas de cartel: Marky Ramone y The Christians.


El viernes, el músico neoyorkino, llegaba directamente de centroeuropa para ofrecernos un set con todos los éxitos de Los Ramones, con una banda donde destacó el propio Marky, y el cantante Michale Graves (ex-Misfits). El público coreó todas y cada una de las canciones míticas de la banda de Queens. ¡Nunca se habian visto tantas camisetas de Los Ramones en Avilés!
Esa misma noche compartieron escenario con Marky, 3 grupos asturianos de primer nivel: la banda de Salinas, Lateralus, haciendo un soberbio tributo a los norteamericanos Tool, los ovetenses The Punishers, veteranos del rock asturiano, y los sorpendentes, irreverentes y excepcionales Mokomitas. Sin duda una de las mejores bandas que hay ahora mismo en la escena asturiana.

El sábado, el viejo y remozado escenario del Parque del Muelle daba un giro musical de 180 grados.
Era una noche ochentena por excelencia.
Nos visitaba una banda con galones, de mies de discos vendidos en toda Europa, y naturales de Liverpool: The Christians. El grupo que comanda desde su creación, Gary Christian nos regaló 90´ de la mejor música soul y pop de los últimos 25 años. El concierto de The Christians, ha sido uno de los mejores shows que hemos vivido en el escenario del Parque del Muelle en estas 7 ediciones.
Completaron el cartel de la noche sabatina, Xulio Antidio, presentando las canciones de su primer disco, Dormido en las estrellas, con un directo portentoso y plagado de guiños a sus grupos preferidos, y para cerrar la noche, los Real Straits, sin duda una de las sorpresas del Festival para mucha gente que no habia tenido la ocasión de verles nunca.
Real Straits, son actualmente una de la mejores bandas tributo a Dire Straits que hay en Europa, con un Angel Miguel, haciendo de Mark Knofpler, bordando literalmente todos los éxitos de la banda inglesa y una banda a su alrededor de músicos excepcionales.

La Mar de Ruido 2011 llegó a su final, con más público que nunca y con menos presupuesto que años anteriores. La próxima edición 2012 ya está en marcha, y como siempre, también será un gran reto.