Sobrevivir, esa fue la cuestión. Una edición trabajada, con bandas formidables, de aqui, de Avilés, de Asturias, nacionales e internacionales. Dicen algunos que los conciertos sonaron como nunca. Y es que los árboles del Parque del Muelle hacen de bóveda majestuosa.......