Más fácil imposible. La Mar de Ruido 2008 finalizó con abrazos, besos y un hasta pronto. Un sencillo montaje alrededor del emblemático escenario del Parque del Muelle, acogió por cuarto año consecutivo el “festival más singular del verano asturiano”. Ese es el emblema y la máxima que estamos empleando desde la organización, y lo cierto es que de tanto repetirlo, se va convirtiendo en una frase lapidaria.
Artistas de distinto pelaje, condición, caché….de Nueva York, El Entrego, Vigo, Santander, Londres, Oviedo y Avilés. Músicos diferentes que se quedan boquiabiertos cuando llegan en sus furgonetas al escenario del festival:
-¿Tocámos ahí?
-Si.
-¿Pero si el escenario es redondo?
-Si.
-¡Joder!
-Eso digo yo, ¡joder!, que guapo, ¿verdad?
…..

Los avilesinos Distorsion Pro son brutales. Su disco me había dejado indiferente, posiblemente porque lo que hacen no entra mis cánones. Pero siempre he dicho que soy un tipo abierto a todo tipo de músicas, aunque reconozca públicamente que no suelo aguantar más de 40 minutos seguidos de casi nadie. Tienen un directo sobrio y a poco que tengan rodamiento en una veintena de bolos, serán una apisonadora. Enhorabuena a Kala y compañía.

Ban Jalen se han ganado un espacio en la memoria del festival. Cuando etsamosd e promoción del festival, siempre me preguntan por la ediciones anteriores, los músicos que han estado, etc. Los Ban Jalen avilesinos, serán uno de ellos. Dave, el de Avilés, más conocido por Paco Martínez (Virgen, Australian Blonde,…), además de ser uno de los mejores músicos asturianos, y de Avilés por descontado, me prometía un show inolvidable. A Paco le aprecio un montón desde hace muchos años, y nunca dudé de sus palabras y lo cierto es que me dejó desbordao. El grupo suena perfecto; son una milimetrada maquina clónica de Van Halen. Qué más puedo decir, sus mallas, pelucas, pirotécnia….. Todo un alarde visual. Su concierto será inolvidable.

The Killer Barbies, tienen veterania, y Silvia Superstar sabe lo que hay que hacer con el pie de micro, con el micro, e incluso con la guitarra. Tiene un don especial para la cámara de televisión y por tanto para el ojo del espectador. El objetivo y su cara se quieren a primera vista. Su propuesta musical sigue siendo la misma, que a mediados de los 90 les impulsará definitivamente, y aunque llevan un camino con apariciones intermitentes, siempre es un placer para los oidos y para la vista verles en acción. Silvia estuvo más “star” que nunca.

Los Ministros son la leche. Poco puedo decir de una banda que se resume asi misma como La Ministros del Rock. Yo les llamaría los gobernadores del rock asturiano. ¡Sois buenos, muy buenos!, como diría un buen amigo. La Mar de Ruido 2008 quedó inundada con los mejores riffs de guitarra de la historia del rock. Vivan Los Ministros.

Gastelo rompió con la noche del viernes de una forma total. Fragilidad, sencillez y categoría de una artista capaz de llegar a donde se proponga. Las canciones de su disco Ahórrate las flores no tienen desperdicio, y su banda para la ocasión se acopló con audacia a su aplome en el escenario. A Gastelo la esperamos, porque sin duda, volverá a Asturias, a otros escenarios, para cumplir esa carrera de fondo que le obsesiona.

Nuberu venia a despedirse de la Villa del Adelantado, asi comenzó Chus Pedro el último show de la banda más emblemática del folk-rock asturiano. El Parque rebosaba, y la expectación era grande, y el concierto fue para la historia. Todo quedó grabado por la TV del festival, para gozarlo, luego, más tarde, en casa, y nuestra web, claro.

Elliott Murphy & The Normandy All Stars. Es un ¡animal!. Lo digo con todo respecto. Este nuevayorkino, -dice Jerry González, que se escribe así-, es un artista excepcional. Es una garantia en cualquier festival. Tiene la magia que le da la carretera, 30 discos, y miles de conciertos en todo el mundo. Elliott se convierte en otra más de las estrellas, que han pasado por el festival.

Pablo Moro es un genio. Mola oirlo en acústico, pero el concierto que ofreció en la jornada dominical del festival fue sencillamente pletórico. Dice mi amigo Rafa, el escritor del libro No se salva nadie, que Pablo tiene un futuro increíble. Y yo lo firmo ahora mismo.

Graham Foster, era mi apuesta personal. No le conocia nadie, a pesar de que su currículo es brutal. Encontrarse por el camino con viejos lobos de mar como Graham es lo mejor que te puede pasar. Es como si te vas a correr por el parque de la Marquesa y te encuentras con Abascal o Gebreselasi -¿se escribe asi?. Graham es un maestro del blues, y yo me alegro de haberselo presentado a todos ustedes.

Los Deltonos suenan como siempre. Notablemente bien. Sota, caballo y rey. Y la verdad es que, ¿alguien quiere más?. Fue un placer tenerlos en nuestro escenario.

Y no sigo, que estoy muy cansado. El año que viene más. Si me dejan, claro.